Páginas vistas en total

domingo, 1 de enero de 2012



Supongamos que viniera de pronto un hijo o una hija nuestra adolescente y nos dijera: ¿qué es el amor? –Y mirá querida es la felicidad. –Y qué es la felicidad. –Y bueno, qué podría decirte, es como llegar al cielo con las manos, una alternancia de un ocaso y una aurora. –Sí mamá, ¿pero qué es?
En realidad habría que decirle: -Bueno nena viví el amor y si es con alguien que te ame será aún mejor, entonces trendrás tu respuesta.
Lo real no puede ser cubierto con la palabra o con la imagen.
Les dejo una frase como enigma, ya que tocamos este tema al final:
El arte hace de lo imposible, lo real; el psicoanálisis hace presente al sujeto que lo real es lo imposible.

Isidoro Vegh
Los discursos y la cura