Páginas vistas en total

miércoles, 28 de diciembre de 2011


No llegaré a decir que el pensamiento es en sí una enfermedad.
El bacilo de la peste en sí mismo tampoco es una enfermedad, sino que la engendra.
La engendra en los animales que no están hechos para soportar el bacilo.
Quizás se trate de eso.
Pensar no es en sí una enfermedad, pero ocurre que puede producir enfermos.
El pensamiento está desde siempre encarnado, y esto es aún sensible para nosotros en lo que consideramos más caduco, lo más desecho, lo más inasimilable, en el nivel de ciertos desfallecimientos que, aparentemente, sólo parecen deberse a la función del déficit.
En otras palabras, eso piensa en un nivel donde no se aprehende en absoluto a sí mismo como pensamiento.

Jaques Lacan 


La enfermedad no existe, existen los enfermos. El que se sabe enfermo. En primera y ultima instancia estamos enfermos de lalengua. Saludos!